Condones 3.0

Hace tiempo contábamos esta historia que compartimos nuevamente esperando que pronto sea un producto que esté en circulación…

Se trata de condones que cambian de color al entrar en contacto con infecciones de transmisión sexual.
Un grupo de estudiantes de la Academia Isaac Newton (Educación Secundaria) de Ilford (Essex), en el Reino Unido, han inventado un condón revolucionario que cambia de color cuando entra en contacto con una infección de transmisión sexual.

Le han denominado “S.T.EYE”. Es un juego no de palabras, sino de las siglas (STI), que se pronuncian igual que el nombre que han dado al producto. Las siglas «STI» significan «infección de transmisión sexual» y el nombre del producto se podría traducir como: «ojo: transmisión sexual» –una alerta de la presencia de infecciones de transmisión sexual–. El condón cuenta con un indicador que reacciona ante la presencia de diferentes bacterias y cambia de color según la infección detectada: gonorrea, sífilis y clamidia.

El preservativo tiene moléculas colocadas en el látex, que atacan a bacterias y virus específicos. Son precisamente estos componentes los que hacen que el preservativo adquiriera diferentes coloraciones, dependiendo de los patógenos presentes.

Este revolucionario condón se torna de color verde si detecta clamidia, amarillo en caso de detectar herpes, azul si encuentra sífilis o violeta en caso de encontrar gonorrea.

El grupo de estudiantes investigadores, a través de su portavoz, ha declarado que el objetivo era marcar una diferencia a la hora de detectar ITS (infecciones de transmisión sexual) y que se hiciese a través de un método seguro, sin la necesidad de analíticas y pruebas invasivas. “Hemos creado ‒asegura el grupo de investigadores‒ el “S.T.EYE” como método innovador de detección de infecciones útil para las nuevas generaciones. De este modo, las personas afectadas pueden tomar medidas inmediatas para su curación sin la necesidad de largas esperas en los hospitales para su diagnóstico y tratamiento”.

Cabe mencionar que este invento ha sido merecedor del premio Teen Tech, acompañado de £1000 y una visita al Palacio de Buckingham, donde es probable que la familia real les dé la bienvenida.

La idea es que este producto se comercialice de inmediato y que haga la vida sexual de las personas más íntima y placentera, manteniendo la salud.

Xud Zubieta

Afectividad en Público

En la cultura occidental podemos ver constantes muestras de afecto en lugares públicos. La gente se mira cálidamente, se toca, se besa, se abraza… y quienes están alrededor, la mayoría de las veces las asumen como muestras de afectividad.

El tipo de reacciones de algunas personas, al ser testigos de ciertas muestras de afecto, depende mucho del lugar y el momento del suceso y, sobre todo, de cuánta posibilidad hay de evitar la situación. Es decir, no es lo mismo ver a una pareja besarse afectuosamente, por ejemplo, al encontrarse en una estación de tren, que verles pegarse un gran morreo dentro del tren en el asiento de enfrente.

A veces es posible encontrarse en situaciones bastante subidas de tono. En muchos lugares de España, basta con darse un paseo por los parques y lugares públicos de nuestra localidad un viernes o un sábado por la tarde pare encontrar a jóvenes parejas, ajenas a lo que ocurre a su alrededor. Podemos verles “dándose el lote”, como se dice aquí coloquialmente, sin apenas despertar reacciones a su alrededor.

Hay demostraciones públicas de afecto y frenesí que suelen atraer miradas, las cuales pueden ser cómplices, pero también de censura. Es verdad que la tolerancia suele ser mayor en las grandes urbes que en las ciudades o pueblos pequeños. En éstos, una efusiva demostración de afecto puede tornarse en el motivo de rumores, cotilleos, chismes, morbo y una reputación que puede resultar imposible restaurar posteriormente.

Además del lugar y del momento, está el tema de los protagonistas, es decir, las personas que realizan las demostraciones públicas de afecto. Cuando quienes lo hacen son de una edad madura, las reacciones no suelen ser tan solidarias. Y cuando se trata de dos personas del mismo sexo, hombres o mujeres, a menudo las reacciones que producen son de reprobación y pueden llegar a la violencia. En este sentido, sabemos que la sociedad va cambiando. Cada vez se exige más respeto a las mujeres y a las personas homosexuales, por ejemplo, pero aún queda mucho camino que recorrer antes de poder decir que en nuestra sociedad están superados los prejuicios de este tipo.

Hay muestras de afecto que se consideran más propias de las mujeres y no son tan fácilmente aceptables cuando quienes las realizan son varones. En nuestra cultura es poco común ver a dos hombres de la mano, o saludándose con un beso. En Rusia, en cambio, es bastante común que dos hombres se besen en la boca… Es importante recordar que cada cultura tiene una tradición en cuanto a este tipo de costumbres y algunas muestras de afecto pueden considerarse, según qué cultura, no sólo inadecuadas sino delictivas.

¿Te resulta fácil expresar tu afecto en público? ¿Qué muestras de afecto son más tolerables y cuáles no? ¿Te has sentido incómodo al ser testigo de ciertas muestras de afecto? ¿Tienes alguna experiencia curiosa por ser diferente a tu cultura?

Sueños Húmedos

El hombre tiene cuatro o cinco erecciones durante la noche, mientras duerme. Se trata de respuestas vegetativas inconscientes del aparato genital masculino. En las fases del sueño llamadas “REM” (Rapid Eye Movement) o “MOR” (Movimientos Oculares Rápidos, en castellano). Suelen producirse episodios de erecciones parciales o completas. Algunas de estas erecciones nocturnas pueden llegar al clímax en una explosión eyaculatoria. En las fases REM, la mujer, por su parte, puede experimentar un cierto grado de excitación e incluso flujo vaginal.

En el caso del hombre, las emisiones nocturnas cumplen un fin en su organismo. Como parte de la salud sexual de la persona es aconsejable mantener la frecuencia eyaculatoria del individuo en buen estado. Si la persona no tiene relaciones sexuales, esto puede conseguirse por medio de la masturbación. Sin embargo, cuando alguien no se masturba, el organismo puede llevarle a ello por medio de las “emisiones nocturnas”, o “sueños húmedos”, como se les llama coloquialmente.

Las emisiones nocturnas suelen ir acompañadas de sueños eróticos, aunque no necesariamente. Hay teorías que sostienen que son el resultado directo de la estimulación ocasionada por los sueños eróticos o por las fantasías del mismo tipo. Tenemos información de hombres que aseguran que durante sus emisiones nocturnas sus sueños carecían de cualquier contenido erótico. Asimismo, existe otra teoría bastante extendida, que plantea que el cuerpo se deshace del semen para evitar así un almacenamiento excesivo de semen en el organismo. También puede contribuir que el líquido seminal se mantenga en condiciones óptimas para la fecundación.

En cuanto a su frecuencia, podemos decir que varía mucho. Es más común entre hombres adolescentes o adultos jóvenes y pueden ocurrir desde la pubertad. Mientras que hay quienes afirman tener emisiones nocturnas con asiduidad durante determinadas etapas de su vida, hay otros hombres que aseguran que no las conocen y que nunca las han tenido. Las huellas que esas emisiones dejan en las sábanas no siempre son bien entendidas. Algunos hombres se han sentido incómodos ante el testigo mudo de su activación nocturna.

La visión negativa y pecaminosa del sexo hizo que a las emisiones nocturnas se les aplicara la denominación de «poluciones», asociándolas a algo sucio y negativo. Hay que recalcar que desde una perspectiva médica y sexológica, las emisiones nocturnas son absolutamente naturales y saludables.

¿Tienes o has tenidos emisiones nocturnas? ¿Las asocias a la inactividad sexual durante tu vida despierta? ¿Cuál es tu experiencia al respecto? ¿Tienes alguna anécdota sobre las huellas de las emisiones? Si eres mujer, ¿reconoces algo similar en tu experiencia?

Actitudes falocráticas

Las actitudes falocráticas se transmiten de generación en generación. Así consiguen que la gran tendencia para el varón sea centrar una buena parte de su atención en el placer de sus genitales. Ya sea de una forma física o simbólica.

La mayoría de los hombres son coitocéntricos. Es decir, en el ámbito de las relaciones sexuales suelen suelen insistir en que para sentirse satisfechos han de realizar el coito. Una parte de la razón de ello es que para la cultura falocrática, imperante desde tiempos inmenoriales, el coito ha sido algo fundamental.

En términos simbólicos, son y han sido por lo general los hombres quienes conceden especial importancia al tamaño del miembro ―tanto heterosexuales como homosexuales―. Como si el tamaño fuese determinante a la hora de dar y recibir placer en las relaciones sexuales. Las mujeres parecen más despreocupadas por ello. El hombre tiende a compararse en este sentido. No sólo eso, sino que además esta idea impregna el imaginario popular y la conciencia colectiva de la gente (hombres y mujeres) y en éstas tiene que haber un ganador: quien domina y resulta el vencedor, creándose una dinámica de «amo y esclava» más comúnmente.

Aunque se ha hablado mucho de la relación proporcional que puede haber entre distintas partes del cuerpo ―como los pies…― y el tamaño del pene, la verdad es que la evidencia no es concluyente. También se asocia el tamaño del miembro con las razas. Según recientes encuestas, el caucásico es el que está primero en la lista en cuanto a su tamaño. Mientras que los anglosajones se llevan la guinda en Europa. De hecho, fue en el Reino Unido donde se empezaron a fabricar preservativos de mayor tamaño para acomodarse a las necesidades de los británicos. Los hombres de raza africana suelen tener los penes más grandes en estado flácido. Y, como muchas personas saben, un pene de tamaño medio en España va de los 13 a los 15 centímetros. Un pene grande es considerado aquel por encima de dichas medidas, y uno muy grande está por encima de los 19 centímetros.

Otra cosa es que el varón tengo un micropene, lo cual sí puede ser un óbice para el coito. Lo curioso es que siempre que se habla del tamaño del pene se menciona el largo más que el grosor. Cuando en realidad, el grosor puede tener más importancia a la hora de la penetración ―tanto vaginal como anal―. Mientras que el largo del pene no tiene por qué introducirse por completo, cuando hay un gran grosor puede resultar muy difícil la penetración. Pueden producirse desgarros o lesiones. El largo no conlleva esos problemas. Conocimos el caso de un paciente con un miembro cuyas dimensiones requerían preservativos de tamaño especial, difícil de conseguir en cualquier farmacia o sexshop. El caso es que eso le llevó a tener coito sin protección, hasta el punto que no podía hacerlo de otra manera. Llegó a consulta preocupado porque empezó a ser consciente de los peligros que el sexo sin protección supone.

Sabemos que “el falo” ha estado provisto de cualidades, reales, imaginarias y muchas veces desproporcionadas. Es símbolo de fertilidad, potencia, virilidad, fuerza… Las repercusiones de esto han sido siempre en pos del enaltecimiento machista, por un lado, y, por el otro, la presión por demostrar a cualquier costo dicha virilidad. Tales presiones son tan fuertes en algunos hombres que sufren una gran angustia, al grado de llegar a tener dificultades eréctiles, e incluso eyaculación precoz, por nerviosismo en muchos casos. El problema es que a menudo se apresuran a pensar que tienen un serio problema y entran en un círculo vicioso.

Como dato curioso, entre los penes más grandes documentados están en particular los del actor porno John Holmes de 35 centímetros, y el de Long Dong Silver, quien contaba con un miembro de 45 centímetros en estado flácido. Asimismo, dos de cada mil hombres se pueden realizar una felación  a sí mismos.

¿Consideras que el tamaño del pene es determinante para el placer en las relaciones sexuales? Como hombre, ¿te sientes a gusto con el tamaño de tu miembro? Como mujer, ¿qué importancia concedes al tamaño del pene?

«Squirting»: Eyaculación Femenina

Cuando la excitación es muy intensa, durante el orgasmo, la mujer es capaz de emitir fluidos por la uretra de manera pulsátil. No se trata de emisiones incipientes de orina. Por lo que parece, no tiene una función lubricante, especialmente si consideramos que aparecen tardíamente, al tener un orgasmo. En un intento por crear una correlación con lo que ocurre en el hombre, este hecho puede denominarse “eyaculación femenina”.

El líquido expulsado procede de las glándulas de Skene, uretrales y parauretrales situadas en la pared anterior a la vagina. Las primeras abocan directamente en la vulva, en una posición intermedia entre el meato urinario y el orificio vaginal. Las uretrales y parauretrales, que rodean la uretra de la mujer, desembocan en ella a través de pequeños orificios. Es una zona en la pared anterior de la vagina especialmente erógena y que es conocida como Punto G. El fluido que desprenden las glándulas tiene un contenido de fosfatasa ácida prostática y glucosa ―en cantidades mucho mayores que la contenida en la orina―. Curiosamente, estas sustancias también se encuentran en el semen del hombre y proceden de la próstata.

Los últimos estudios apuntan al hecho de que la mujer “eyacula”. No obstante, lo habitual es que pasa desapercibido para muchas de ellas y para sus parejas. Sólo para algunas mujeres, quizás por el mayor desarrollo de dichas glándulas, resulta apreciable la «experiencia eyaculatoria”, de forma que algunas nos comentan en consulta su inseguridad. Llevan tiempo, experimentando cierto malestar al dudar si se trata de pérdidas de orina incontroladas o de algo que durante mucho tiempo se ha pensado que no existe. Huelga decir que estas “mujeres G” o “eyaculadoras”, como en ocasiones se les denomina, no difieren del resto de féminas, en cuanto a su respuesta sexual. Cuentan con un deseo sexual que entra dentro de lo habitual, así como su capacidad de excitación o para llegar al orgasmo.

En otros casos, es probable que el líquido sea una mezcla de “eyaculación” y orina ―o sólo orina―. Esto sucede si se presenta algún tipo de incontinencia urinaria. Asimismo, el fluido expulsado ―a veces en muy pequeñas cantidades― puede fácilmente confundirse con el sudor o con la lubricación vaginal, generalmente presentes durante la excitación.

¿Has sido de la idea de que la eyaculación es sólo cosa de hombres? ¿Cómo mujer has notado un flujo eyaculatorio al alcanzar el orgasmo? ¿Conoces casos de este tipo o es tu caso?

Masturbaciones Mutuas

Cuando es otra persona la que nos masturba, las sensaciones experimentadas pueden ser muy placenteras y ―de algún modo― distintas de las provocadas por uno mismo. Al realizar la práctica en compañía, cabe la posibilidad de introducir elementos de gratificación adicionales. El hecho de que haya otra persona prestándonos atención y deseando nuestro disfrute es ya, de por sí, una causa de placer.

Hay personas que piensan que las relaciones sexuales implican necesariamente el coito o penetración. Sin embargo, no hay nada que esté más lejos de la verdad. La masturbación en pareja es algo recomendable y que ofrece una serie de ventajas. Puede ser preliminar al coito y también una práctica en sí misma.

Si tomamos en cuenta que es una situación en la que hay un intercambio de caricias, resulta conveniente ayudar y enseñar a nuestra pareja a que nos dé más placer. Podemos indicarles qué nos gusta y qué nos estimula más. La atención que nuestro compañero o compañera nos concede en respuesta a nuestras indicaciones favorece además la comunicación y la conciencia de cada cual. Esto sólo puede tener consecuencias positivas en cuanto a los grados de placer que se pueden alcanzar y que difícilmente se consiguen individualmente.

Una buena lubricación evitará irritaciones en el miembro. En el caso de la estimulación manual del clítoris, la lubricación puede obtenerse del flujo vaginal o de la saliva propia o ajena. En el mercado hay a la venta distintos tipos de geles lubricantes, que pueden ser de utilidad para el hombre y la mujer.

Recuerda que la forma de masturbar un pene o un clítoris y una vagina es muy distinta. Puede ser todo un aprendizaje, una práctica divertida, motivadora y muy placentera.

Algunas personas piensan que la masturbación es una forma de alivio en lo que llega el “sexo real”. Sin embargo, la masturbación tiene tanta entidad como cualquier otra práctica sexual. En cualquier caso, puede ser un buen complemente.

La masturbación además puede ayudar a añadir chispa a la relación de pareja. Puede ser una buena solución cuando uno de los miembros de la pareja tiene un considerablemente mayor grado de deseo sexual.

¿Te masturbas solo o acompañado? ¿Qué opinas de las personas que tienen pareja y se masturban a solas? ¿Qué te parece más placentero: la masturbación a solas o en compañía?

El feminismo y el rol del hombre heterosexual

Si entendemos el feminismo como el principio de igualdad en todos los seres humanos, de momento es un ideal y existe todo un movimiento detrás de esta pretensión, que data de siglos y siglos de historia. Entendido esto como una serie de acciones en ámbitos culturales, económicos y sociales reivindicando la igualdad de derechos en todas las personas.

En la actualidad, se empieza a acelerar el ritmo en el que esta serie de movimientos visibilizan el problema que supone el machismo, como cúspide y tesoro del heteropatriarcado. Éste adjudica de forma automática lo que considera “normal” y lo más normal que hay para éste, en primer lugar, es ser hombre. En segundo lugar, ser heterosexual.

Para el sistema heteropatriarcal, el ser hombre heterosexual es lo más normal del mundo y, por lo tanto, lo más deseable. Dentro de este sistema, el hombre heterosexual subraya el hecho de que por la simple razón de nacer hombre –de nacer con un pene− se sitúa en una posición de poder y de control. Particularmente, cuando este hombre es heterosexual, refuerza y perpetúa el sistema heteropatriarcal. Como parte de este sistema, todas las personas que no cumplan con esas características quedan supeditadas al hombre heterosexual y han de estar a su servicio. Hecho que ocurre en mayor o menor medida, pero la jerarquía es la antes descrita.

Aunque la lucha del movimiento feminista lleva siglos, literalmente, hoy día parece que empieza a dársele más voz y más visibilidad. Su objetivo y razón de ser es conseguir que se reconozca que todos los seres humanos tenemos los mismos derechos, independientemente de su género, orientación sexual y sus características personales.

A pesar de que hoy día suene increíble, los derechos de igualdad se han conseguido merced a la reivindicación del movimiento feminista. Entre la lista de derechos conseguidos está el de la educación –que durante siglos y siglos estuvo prohibida para la mujer−. Tanto en México, como en España contamos con importantes ejemplos de mujeres que, a base de tretas, superaron esta barrera, como Sor Juana Inés de la Cruz. Hacerse monja era uno de los trucos para librarse del matrimonio.

Otro de los importantes derechos conseguidos es el de votar en las elecciones y el derecho al trabajo. Más adelante ha ganado el derecho al control reproductivo y al aborto –por lo menos, en algunos lugares del mundo−.

En España se ha empezado a impulsar el derecho a la paridad en puestos de responsabilidad. Así, por ejemplo, se pretende que haya el mismo número de hombres y mujeres en puestos de poder.

Obviamente, uno de los problemas que nos encontramos es que las personas que ejercen poder y control –por lo general, hombres− se niegan y se resisten sobremanera a cederlo. Son como niños pequeños acostumbrados a monopolizar los juguetes, a que las cosas se hagan como ellos desean y a su antojo.

La Iglesia Católica es un claro ejemplo de una organización en donde reina la supremacía masculina y en el que el rol de la mujer es de servidora. A día de hoy es impensable que el puesto de Papa –uno de los más poderosos del mundo− lo ocupe una mujer.

No sólo es la mujer quien sufre los estragos del machismo, sino también todas personas cuya orientación sexual no es heterosexual. Y de aquí la razón de ser de todo el movimiento LGTBI+.

Afortunadamente, cada vez hay más hombres heterosexuales que están dispuestos a ceder poder y control, ya que es la única forma en que conseguiremos la igualdad.

Orientación sobre el desarrollo sexual

Durante siglos, la infancia ha sido considerada como un período asexuado de la vida. Curiosamente, tiene una gran importancia en la formación del individuo como ser sexuado. Al nacer, los infantes tienen un patrón de conducta sexual muy poco diferenciado. Con excepción de los órganos genitales, distintos para cada sexo, el funcionamiento motor y sensorial es semejante en niños y niñas.

El período de la infancia abarca del nacimiento a la adolescencia. En la adolescencia se producen distintos tipos de cambios físicos y psíquicos, que constituyen el desarrollo. Para comprender esta etapa como génesis de la sexualidad humana, hay que tener en cuenta algunos aspectos que explicaremos a continuación.

En primer lugar, el ser humano nace con unas estructuras centrales activas que son determinantes para la frecuencia, la forma y la orientación de su conducta sexual. Además, dichas estructuras se relacionan y se adaptan tanto a la realidad externa como al sujeto mismo.

Una cuestión a destacar es que el desarrollo sexual forma parte del proceso vital de la persona y de su modo de actuar. Podría decirse que en cierta manera es el fruto de la relación que la persona va creando con su medio y sus circunstancias.

Sin embargo, a través de distintos estudios y numerosos trabajos de investigación a lo largo de los años podemos estar seguros de que no solamente cuentan los aspectos biológicos con los que una persona nace. En conjunción a éstos, comienzan a influir una serie de determinantes externos y cambiantes en el tiempo. Entre ellos podemos hablar de factores culturales, religiosos, ideológicos, sociales… Éstos se manifiestan a través de las pautas de crianza y también en los criterios educativos relacionados con dimorfismo sexual ―el hecho de que en la especie animal hay hombres y mujeres―. Esto a su vez, produce una marcada influencia en la diferenciación psicosexual entre niños y niñas.

Por lo tanto, en general podemos considerar que el desarrollo sexual es consecuencia de la interacción del sujeto ―formado por su cuerpo y su psique, su entorno socio-cultural y la serie de vivencias que va teniendo.

¿Cuánta influencia crees que tienen los aspectos biológicos en el desarrollo sexual de una persona? ¿Cuán determinantes crees que son los factores sociales, culturales, religiosos, ideológicos… en el desarrollo sexual de cada persona? ¿Cuánto crees que influyen todos estos aspectos en la orientación sexual de una persona?

 

 

21514-espana-mexico_400px conSEXtido es una marca oficial sin fines de lucro. Operado para España y México. Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para conSEXtido® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

¿Qué es el Sindrome Drag?

La verdad es que no nos sorprende que este grupo, que pronto se transformará en un movimiento de orden mundial, se haya originado en el Reino Unido. De ahí han llegado grupos, modas, movimientos artísticos, musicales y culturales que han causado polémica y que han tenido una gran repercusión en el tiempo y en el espacio hasta nuestros días.

En este caso se trata de un grupo de cinco hombres con síndrome de down que nos dan un ejemplo de alegría, dedicación, esfuerzo y superación. Se denominan “Drag Queens, Drag Kings”, llevan preparándose un buen tiempo y ya han empezado a presentar su espectáculo con su gira por el Reino Unido.

Estos Drag Queens y Kings fueron seleccionados en Londres para formar este proyecto en 2018 por el coreógrafo Daniel Vais. La idea es proporcionar una plataforma de artistas con dificultades de aprendizaje, que desafía los estereotipos que llevan encasillándolos y limitándolos durante siglos.

Han recibido bastantes críticas en su corto recorrido, y reciben muchos mensajes de “haters”. No obstante, con una representación en el mítico Glastonbury ya han demostrado su capacidad artística, así como su habilidad para divertirse especialmente y para divertir a su público.

El grupo artístico Drag Syndrome realizó su presentación artística en un excelente escenario londinense, el Royal Albert Hall, bajo un esquema dirigido a jóvenes productores.

Si parafraseamos a Nicholay Nickolov Mashable, “Drag Syndrome” es una tropa drag como no existe ninguna otra en el planeta. El proceso “drag” implica transformación y libertad de expresión. Sin embargo, el grupo Síndrome Drag lo lleva un paso más allá: sus talentosos artistas se atreven a ampliar sus horizontes a través de su creatividad y de un modo desenfadado desarman a la audiencia con su profundo amor por la vida.

Desde este espacio aplaudimos iniciativas como éstas, que son francamente inclusivas y que dan nuevas oportunidades de expresión artística y cultural a un colectivo que representa una minoría. Son iniciativas que favorecen la aniquilación de ciertos estereotipos particularmente negativos y limitantes.

 

21514-espana-mexico_400px conSEXtido es una marca oficial sin fines de lucro. Operado para España y México. Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para conSEXtido® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso. 

¿Cuál es la importancia del día del orgullo gay?

Homosexual, lesbiana, maricón, marica, mariquita, tortillera, bollera, gay… son algunos de los muchos epítetos se utilizan para definir y –en la mayoría de las ocasiones– descalificar a una persona o a un “colectivo”.

Incluso cuando no se trata de claros insultos con intención de ofender, en nuestro lenguaje cotidiano suelen aparecer expresiones en tono jocoso —como si fueran inocentes bromas—, pero que pueden no ser así percibidas por nuestros interlocutores. Con una sonrisa forzada, quien con nosotros está, puede estar sintiendo una vez más la punzada del estigma en su estómago.

Sí, con frecuencia es cierto aquello de que no hay broma inocente. Sin darnos cuenta encapsulamos en una sola palabra toda una actitud que todavía perdura en nuestra sociedad. A menudo se expresa —consciente o inconscientemente— la intolerancia, la irreverencia a las diferencias que por desgracia nos caracterizan como grupo social. El legado judeo-cristiano y la ideología que subyace al heteropatriarcado.

Nos parece indignante y muy triste que todavía —en este supuesto mundo civilizado— existan personas que tengan que sufrir el martirio y la tortura cotidiana de vivir acosados por no ser heterosexuales. Encima, los más intolerantes creen que están rodeados de personas “normales”, que la homosexualidad, bisexualidad, transexualidad, intersexualiadid, etc., le es ajena y no forma parte de su entorno —sin querer aceptar que conviven con homosexuales que no se atreven a salir del armario, por dar un ejemplo—. Cualquiera se atrevería en un medio que sigue siendo hostil en muchos lugares y para demasiadas personas.

Recordemos que la OMS es rotunda sobre este tema y ningún profesional de la salud —basándose en los sistemas de clasificación de enfermedades universalmente aceptados— puede diagnosticar la homosexualidad como una patología. Y, por lo menos en la España de hoy, la ley prohíbe las terapias que tienen como objetivo “curar” la homosexualidad o lo que no sea heterosexualidad.

Lamentamos decir que es sorprendente la facilidad con la que a veces se da por sentada la tolerancia hacia las personas que no conforman la heterosexualidad. La intolerancia sigue haciendo acto de presencia con mucha más frecuencia de la que debiera ocurrir en el mundo del siglo XXI.

El intento de imponer el modelo heterosexual —aunque sea inconsciente o subliminalmente, como hacen muchas personas— se denomina “heterosexismo”. De éste se desprende la homofobia, la cual es una mortal realidad en algunos países. Existen 70 países en el mundo en los que la homosexualidad, por ejemplo, es ilegal. De éstos, en 26 la condena máxima por estos actos puede variar entre los 10 años de prisión y la cadena perpetua. En otros 31 países se castiga hasta con 8 años de cárcel. Por lo tanto, es posible decir que en 1 de cada 3 países es peligroso mostrarse como miembro de la comunidad LGTBI.

En 68 naciones existen leyes que de forma explícita prohíben los actos sexuales consensuados entre personas del mismo sexo y otros 2 los criminalizan de facto. Asimismo, hay jurisdicciones que no forman parte de los Estados miembros de la ONU y que castigan las conductas no heterosexuales, como Gaza, las Islas Cook y ciertas provincias de Indonesia.

Al menos 32 países han impulsado medidas para limitar la libertad de expresión, tales como la “promoción” de las relaciones no tradicionales. En 41 naciones se imponen una serie de obstáculos a las organizaciones LGTBI para ser legalizadas o trabajar en pos de la igualdad.

Muy cerca de casa, algunos de nuestros pacientes acuden a consulta bastante afectados por temas de homofobia. Un caso en concreto es el de un chico que ha sufrido sistemáticamente el acoso homófobo por parte de algunos hombres del gimnasio al que acudía con regularidad. Se trata de un hombre apuesto, con apariencia varonil y un talante agradable, bastante educado y respetuoso. Vivía en un pueblo muy cercano a la ciudad de Valencia. Por alguna razón, en el gimnasio sospecharon —o se enteraron— de que él es gay y a partir de ahí le hicieron bullying hasta que prefirió dejar de acudir a entrenar. A pesar de que dejó de ir al gimnasio, el acoso ha aparecido de otras maneras más sutiles en el reducido pueblo. No es de extrañar que nuestro paciente lo haya pasado realmente sin tener ninguna culpa y que se haya visto muy afectado psicológicamente. El daño que ha experimentado es realmente lamentable e innecesario.

Es éste un ejemplo que puede representar la vida diaria de algunas personas no heterosexuales en nuestra sociedad. El día del orgullo LGTBI se refiere a un movimiento mundial y a una filosofía que alienta a estas personas a sentirse orgullosas de su orientación e identidad sexual. Promueve el trabajo en pos de los derechos humanos y la garantía de los derechos para todas las personas. Una importante reivindicación de este colectivo es que la orientación sexual es inherente a las personas y que no se puede cambiar de forma intencional.

Ojalá que pronto podamos ver el día en que todo esto sea innecesario y que no tengamos que subrayar que existen personas marginadas debido a su orientación sexual, cualquiera que sea ésta. Los prejuicios pueden llegar a causar mucho daño y a crear víctimas inocentes.

Este año se cumplen 50 años de los disturbios en el bar Stonewall, en Nueva York, que dio lugar a la celebración del orgullo LGTBI y la defensa de los derechos de este colectivo.

Para terminar, es importante mencionar que, a día de hoy, en el lado positivo, 26 países reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo y 27 han regulado las uniones civiles. Mientras que 72 naciones tienen leyes que protegen a las personas no heterosexuales de ser discriminadas en el trabajo y 39 poseen normas que castigan loa incitación al odio, la discriminación o la violencia contra una persona por razón de orientación sexual. Otros 28 países conceden el derecho a que estas personas adopten.

 

21514-espana-mexico_400px conSEXtido es una marca oficial sin fines de lucro. Operado para España y México. Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para conSEXtido® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso. 

Los poppers y la actividad sexual

A través de algunos de los pacientes más jóvenes que acuden a terapia nos hemos enterado de que el uso del popper vuelve a estar de moda, esta vez entre la juventud. Su utilización tiene fines completamente recreativos, pero nos llama especialmente la atención y a continuación se entenderá por qué.

Los poppers empezaron a consumirse en discotecas en los años 1970. Se trata de una droga que se popularizó entre la población gay de algunos países para su uso en las actividades sexuales. Se registró un descenso del consumo de este grupo tras la epidemia del sida, pero no entre los consumidores de otras drogas. Por eso nos llama la atención que en la actualidad su consumo se esté extendiendo entre la población joven.

El consumo por parte de menores ha sido históricamente mínimo debido, en parte, a la dificultad para conseguirlo. En una encuesta realizada recientemente en Inglaterra, se encontró un porcentaje del 20% de consumo entre los chicos de 16 años.

Según tenemos entendido, se trata de una sustancia controlada o prohibida en muchos países por haber sido responsable de más de un accidente mortal. Esta droga se inhala directamente, tras lo cual se experimenta una especie de ráfaga en la cabeza que dura dos o tres minutos. Durante la actividad sexual, su empleo produce la sensación de que el orgasmo se alarga. Algunas personas también afirman que sienten que sus órganos sexuales aumentan su volumen, lo cual, obviamente es subjetivo.

Esta sustancia es un producto líquido formado por nitrito. Generalmente nitritos de alquilo, como el nitrito de isopropilo, el 2-propil nitrito y el nitrito de isobutilo, además del nitrito de amilo y el nitrito de butilo. Se trata de líquidos incoloros y con un fuerte olor característico, embotellados en tarros o frascos pequeños y fabricados por diversas compañías. Su nombre es onomatopéyico y proviene del ruido que se oía al abrir el producto en su presentación inicial, que eran cápsulas de vidrio.

Como dato curioso, tenemos que originalmente solía usarse para personas con padecimientos respiratorios. En el siglo XIX, el nitrito de amilo se empleó médicamente como vasodilatador y era antídoto de la intoxicación cianhídrica, pero dicho uso ya se considera obsoleto.

Entre sus efectos secundarios, hay quienes acusan una sensación de desmayo o desvanecimiento extremo, mareo excesivo, fragilidad ―en especial si se intenta realizar un gran esfuerzo―. Si entra en contacto con la piel, llega a irritarla y hasta quemarla. Es un producto altamente inflamable y puede producir fuertes jaquecas. Los tarros de poppers se venden como aromatizantes en algunos sex shops, clubes privados, bares… Obviamente, es una de esas drogas que es posible comprar a través de Internet.

En muchos casos dificulta la erección o el control de la eyaculación. Creemos pertinente señalar que si el uso del popper se acompaña de inhibidores de la fosfodiesterasa 5 ―Viagra o Sildenafilo, Levitra, Cialis…― puede formarse una combinación letal. Es igualmente peligroso el combinarlos con medicamentos para la reducción de la presión sanguínea ―puede disminuirla rápida y excesivamente―. Es completamente tóxico y de ser ingerido puede causar la muerte. Representa un peligro para cualquiera que tenga problemas cardíacos, pulmonares, anemia o glaucoma.

En los juegos preliminares, los nitritos tienen un efecto de desinhibición. Contribuyen a la relajación muscular, disminuyen la percepción de dolor y, por tanto, facilitan la penetración anal e incluso la manosodomía (fisting). Seguramente, esto ha favorecido que su utilización sea más común entre hombres gays ―aunque está claro que no exclusivamente―. Al relajar los esfínteres ―y dada la vasodilatación producida― aumenta el riesgo de infecciones durante el coito, en especial de tipo anal.

Cuando se inhalan antes del orgasmo, se puede experimentar una sensación de euforia, de desinhibición en los movimientos y vocalizaciones, así como la percepción de que el orgasmo se prolonga y se intensifica. Se pueden llegar a ver patrones de distintas formas y colores que cambian rápidamente. Todo esto es muy efímero.

En suma, aunque aparentemente puede resultar atractivo, un producto como éste, su uso es muy poco aconsejable. Especialmente, cuando de antemano hay presencia de factores de riesgo en el usuario, que no se pueden tomar a la ligera.

 

 

21514-espana-mexico_400px conSEXtido es una marca oficial sin fines de lucro. Operado para España y México. Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para conSEXtido® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.